Sebastianfalla1

En la calle hay mezclas raras, por eso la innovación no está solo dentro de la empresa, sino afuera, con la gente que está haciendo esas extrañas mezclas. Con esta idea, arrancaron  su  presentación  Sebastián  Falla y Paula Guevara, especialistas en procesos de innovación y consultores en estrategias de comunicación.

De acuerdo con los creativos, el primer paso para la innovaciónes la creatividad, y para tenerla, se necesita tener insights de lo que ocurre con los consumidores y sus hábitos y formas de consumo. “¿Por qué las mujeres abrimos la boca al ponernos encrespador? ¿Por qué nos mordemos la lengua cuando cortamos con una tijera? Esa información son insights que nos da el consumidor”, afirmó Guevara.

Para obtener esos insights es necesario tener empatía, y ponerse en los zapatos de la otra persona, conocer su realidad y sus necesidades. “Muchas veces queremos    conocer    a    nuestro    consumidor     con encuestas, y ya sabemos lo que ocurre con las encuestas, así que hay que ir al consumidor”, dijo Falla, quien recomendó algunas herramientas para lograr empatía:

  • Observación: ir al punto de venta y ver cómo se usan los productos, cómo el consumidor interactúa con
  • “Periodismo”: hablar con el consumidor, entrevistarlo en su momento de compra, no con una encuesta que se aplica en la empresa. Ver qué o quién influye en su estado de ánimo, su comportamiento y en sus decisiones de
  • Co-creación: es unas de las más poderosas en la industria de alimentos. Se invita al consumidor a co- crear los productos, a experimentar la sensación de participar en la fabricación de productos y hacer las mezclas químicas.
  • Juego de roles: es un intercambio entre, por ejemplo, los gerentes de las empresas con los consumidores, una forma de trasladarse a la vida del consumidor en su día a día.
  • Investigación: averiguar por ejemplo en google.com/trends lo que se está hablando de la marca o de la categoría del producto, revisar herramientas de Ad Words o dar una vista a lo que se comenta en Instagram. Con solo colocar el símbolo # seguido de la palabra que se desea investigar se obtienen resultados rápidos.

“Con un cliente de salsa de tomate, utilizamos estas herramientas de investigación. Quisimos ubicar con qué se asociaba la descripción ‘salsa de tomate’ y cuál término aparecía como primera opción en el motor de búsqueda, y muy a diferencia de lo que pensaba el cliente que podía haber sido, no apareció el descriptivo ‘hamburguesas’ sino ‘postres’. Es decir, debido a la cantidad de azúcar de la salsa de tomate y a otros factores, las personas estaban buscando la salsa de tomate para postres”, añadió Guevara.

La creatividad la tenemos todos

De acuerdo con Guevara, la innovación es la creatividad que sale del laboratorio, de ahí la importancia de contar con un personal creativo. Según ella, hay un estereotipo de que la creatividad la tienen solamente aquellos que son artistas, y que es para unos cuantos. En realidad, afirmó que “todos la experimentamos”, solamente que en algún momento “caímos en un sistema que nos la bloqueó en uno que nos pide pensar fuera de la caja pero que nos mantiene encerrados en una oficina”.

Los procesos creativos no son iguales en todos, unos pueden ser más ensimismados y otros más extrovertidos; sin embargo, Falla explicó que existen cinco pasos en el proceso creativo:

  1. Insumos: tiempo en que se recopila información y el cerebro se llena de
  2. Procesamiento de información: implica entender el problema que se quiere resolver, a un nivel
  3. Proceso inconsciente: no nos percatamos, y usualmente es el proceso que se hace cuando se hace operaciones que no requieren pensamiento, que suelen ser mecánicos. Por ejemplo,se puede presentar mientras se hace ejercicio o se está
  4. Momento “chispazo”: es cuando de repente aparece la idea, como producto de todo el proceso que
  5. Aplicación en el mundo real: es donde se contrasta con la realidad, en la forma en que dicha idea encajaría con las condiciones

Lo importante en este momento creativo es no evaluar, es decirle adiós al miedo y saludar al fracaso. Como ejemplo, Guevara comentó el caso del juego Angry Birds, hoy reconocido a nivel mundial, pero lo que muchos no saben es que el creador de ese juego, desarrolló antes 33 juegos que no fueron exitosos. “Las empresas más exitosas del mundo son las que han fracasado en el mundo”, añadió Falla.