La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (CACIA) realizó la Asamblea Anual de asociados el pasado miércoles 9 de agosto, en donde la Junta Directiva, liderada por el Sr. José Manuel Hernando, rindió su informe de valores y manifestó su compromiso en defensa de los intereses de la industria alimentaria, especialmente en el contexto actual donde cada vez más surgen propuestas regulatorias nacionales e internacionales que impactarían negativamente al gremio.

Específicamente, José Manuel Hernando, presidente de CACIA, expresó que los esfuerzos de la Cámara se han enfocado en estas iniciativas que de manera arbitraria buscan crear impuestos, o establecer etiquetados, en ciertos productos, presentándolos de forma prejuiciosa en dañinos, cuando en realidad cumplen con estándares altos de calidad e inocuidad, respetuosos de las distintas normativas sanitarias.

Como parte de su rendición de cuentas, la Junta Directiva hizo hincapié en que se ha incrementado el diálogo con diferentes autoridades de ministerios y de la Asamblea Legislativa, así como la coordinación internacional entre gremios industriales.

Otro de los temas que salió a relucir durante el informe de labores, está la oposición y acción ante nuevos impuestos que se quieren imponer, tales como el que busca Desincentivar el Consumo de Productos Ultra Procesados, así como el de un impuesto específico a una categoría de bebidas empacadas.

Asimismo, se rescató el hecho del liderazgo que CACIA está teniendo a nivel industrial alimentario en otras instancias, tanto representando al país en foros como los del CODEX Alimentarius, como en otras agrupaciones gremiales en la región centroamericana.

Entre otros aspectos de relevancia se destacó el tema del Código de Buenas Prácticas Comerciales, el cual ayuda en los procesos de negociación entre proveedores y el canal detallista.

“Estos temas y todo lo que hacemos en CACIA es en pro de nuestra industria, de los dolientes, que somos todos nosotros, y de ahí la importancia de esta Cámara, como ente gremial con gran incidencia. Invitamos a todos los asociados a acercarse y compartir sus experiencias y aportes para afrontar los problemas que como industria padecemos”, expresó Hernando.

Por otro lado, ese mismo día los asistentes votaron para elegir una parte de los puestos de la Junta Directiva, y de forma extraordinaria se aprobaron la propuesta de modificar los estatutos de CACIA para aceptar la afiliación de empresas que, aunque no sean fabricantes nacionales, comercialicen en el país, esto con un carácter no vinculante, sino solo para que sirva de apoyo en áreas sensibles donde la experiencia fuera de nuestras fronteras aporta valor a nivel local. “Si bien estas empresas no tendrán voto, podrán opinar sobre aspectos cruciales, con base en su propia experiencia”, comentó Jorge Jara, primer vicepresidente.

Si desea más información sobre la labor de CACIA puede solicitar el informe completo llamando al 2220-3031