La captura de información valiosa sobre el comportamiento y tendencias del mercado es una necesidad en las empresas actuales de la industria alimentaria. Es por ello que, desde su creación en 1999, Marketcont se ha especializado en Business intelligence asesorando a empresas y fábricas en el área comercial.

Brinda el servicio de estudio de precios a nivel regional en cualquier canal de distribución, así como el procesamiento de data de cualquier cadena de supermercados de la región centroamericana, mediante la plataforma de Business Intelligence llamada Qliksense. Marketcont actualmente procesa data de Super 99, Machetazo y El Rey en Panamá, La Colonia en Nicaragua y Walmart Centroamérica, entre otras.

Mediante auditorías continuas en 900 puntos de venta total en el país en canal tradicional, cuenta con información valiosa de KPI´S para las empresas, tales como: índice de disponibilidad de productos, índice de espacio en anaquel, precios e índice de inversión promocional en punto de venta. Además, esto lo puede hacer también con la entrega de fotografías y geoposicionamiento geo posicionamiento de cada punto de venta visitado.

Bajo una metodología propia de Benchmarking llamada SETOLS, Marketcont ha colaborado con fabricantes de la región centroamericana en la búsqueda y selección de distribuidores exitosos para sus marcas. Algunos de ellos que podemos mencionar son: PRO, Sigma Alimentos, Henkel, Pipasa, Zesta, entre muchos otros.

En 2016, Marketcont innovó su servicio al desarrollar un nuevo “Dashboard” dedicado a la administración de la data de Retail Link de Walmart, el cual constituye una herramienta de mucha utilidad para la captura de información.

“Dedicar tiempo a analizar datos en vez de construirlos genera hoy en día una ventaja competitiva, esta es la razón de ser de nuestra herramienta, hoy contamos con más de 30 empresas que con éxito han implementado nuestro Dashboard”, comentó Gustavo Jiménez, gerente general.

Una de las ventajas que brinda Markecont es que la información que despliega no utiliza tablas dinámicas y cubos, sino que se utiliza con herramientas de Business Intelligence de alto nivel para la administración de data.

“Está demostrado que el país cuenta con cientos de ejecutivos que son capaces de recolectar y procesar información, pero que la cantidad de tiempo invertida en esto reduce la posibilidad de profundizar en el análisis, esto nos ha motivado a poner a disposición de la industria alimentaria herramientas que reduzcan el tiempo de construcción y procesamiento de datos, y se enfoquen en analizar los KPI´S que nuestras herramientas proveen para la toma decisiones”, finalizó Jiménez.