Woman driving shopping cart while grocery shopping in supermarket

A pesar de que actualmente a nivel global se ha incrementado la tendencia del e-commerce, los canales tradicionales siguen predominando como los formatos que más participación tienen en el mercado.

Precisamente, sobre estas preferencias en los puntos de compra de los consumidores actuales se centró la presentación que realizó Vivian Gálvez y Alejandra Ortiz, de Kantar World Panel, empresa que realiza estudios sobre consumo, durante el Summit Retail.

Ambas especialistas enfocaron su discurso en las preferencias de los consumidores y su relación con el retail, y destacaron las cuatro tendencias en cuanto a formatos que más crecen:

  1. Comercio en línea: Este es el canal que más crecea nivel global (26%) y es liderado por China, Corea del Sur, Japón, Taiwán, Francia, Reino Unido y Estados Unidos. En Latinoamérica, a pesar de que sí hay conexión a internet, la tendencia aún no arranca con fuerza, exceptuando Colombia, pues es el país que muestra más potencial en la región, con un incremento del 400% en compras en línea.

“Aunque el comercio en línea aún sea pequeño, eso significa que solo le queda crecer. La clave está en atraer compradores hacia el canal, dado que el 100% compra offline”, expresó Gálvez. En el caso de los centroamericanos, Galvez afirmó que entre las razones que dan para no realizar compras por internet son: preferencia por ver antes de comprar (73%), no saber usar internet y/o no tener acceso (48%), desconfianza en brindar los datos (38%), considerar que el precio es más caro (13%), no entender los sitios web (12%) o preferir el vendedor y asesoramiento (10%).

Gálvez comentó que es importante mirar las oportunidades que brinda este formato para potenciar el incremento de las compras por internet, tales como: promociones exclusivas online, entrega el mismo día de compra, franjas horarias de entrega más cortas, el envío gratis y mejor calidad de productos frescos.

 

  1. Tiendas de descuentos (discounter):

Este formato reporta un crecimiento mundial del 5%, y aunque no es el que más crece, posee un alto nivel de participación en Latinoamérica e inclusive en Europa, lo que significa que tiene un gran potencial de crecimiento en otras regiones. En Latinoamérica tiene una penetración importante en productos que mide Kantar World Panel, en su canasta, de hecho en Centroamérica corresponde a un 79 %.

De acuerdo con las especialistas, un 57% del crecimiento de discounters se da porque les gana a formatos de canal tradicional como pulperías y minisúper. Este incremento es influenciado por una compra en alimentos y cuidado personal donde el driver de compra es la frecuencia.

 

Además, un aspecto importante sobre este formato, es que gran parte del crecimiento que se da es gracias al aporte de las marcas privadas, ya que siete de cada 10 hogares compran marcas privadas en dichas tiendas. Gálvez destacó que las industrias deben conocer el perfil del consumidor de este formato. Por ejemplo, destacó que en el caso de Costa Rica, el shopper de los discounters suele ser de un nivel socioeconómico D, compuesto por amas de casa de más de 50 años que integran familias de tres a cuatro miembros, además que visita el discounter entre la 1 pm y las 5 pm, siendo el jueves el día con más compras. Además, es un shopper que demanda que el lugar tenga parqueo, seguridad, precios bajos y limpieza. En este formato los alimentos que más se compran son: el arroz, atún, café tostado, galletas y aceite.

 

  1. Club de compras: Este formato, aunque no tan pronunciado, también es uno de los que están creciendo a nivel mundial, pues reporta un 4% de crecimiento. En la región latinoamericana, Brasil tiene un comportamiento destacable ya que ha aumentado las compras en este formato 12,1%, mientras que en Centroamérica el país que resalta es Costa Rica, ya que 12 % de los shoppers compran en club de compras: de hecho, de toda la participación del formato de club de compras, Costa Rica abarca el 50%. “Es por esta azón que hemos visto el reciente anuncio de nuevas tiendas en este formato”, afirmó Gálvez.

Los shoppers ticos que van al club de compras se caracterizan por estar en niveles socioeconómicos medios-bajos y bajos, con familias con tres o más integrantes, y con la característica de que les gusta caminar por las tiendas y analizar y evaluar lo que está comprando. Según datos que expusieron las especialistas, los shoppers de este formato desean que un club de compras les ofrezca parqueo, variedad de rubros (ropa, electrodomésticos , decoración, etc.), que esté seguro, bien organizado y limpio.

 

De acuerdo con las especialistas, el punto importante sobre este formato es lograr un mejor costobeneficio en los productos básicos, ya que los consumidores lo visitan en búsqueda de productos innovadores o que solo se pueden encontrar en el club de compras.

 

Estos “deseos” deben ser valorados por las marcas, especialmente las de alimentos, ya que las compras de estos productos se están contrayendo, con motivo de que los hogares están destinando más presupuesto a lácteos, cuidado del hogar y personal. Actualmente lo que más se desembolsa en alimentos es en la compra de arroz, atún, galletas, embutidos y aceite. De acuerdo con Gálvez, esta contracción muestra un desafío, así que el reto es hacer crecer la cesta de alimentos, donde se pueden aplicar estrategias estilo “cross” con otros sectores, donde se puede beneficiar a la industria alimentaria.

 

  1. Supermercados independientes: El formato de supermercados independientes (también conocidos como supermercados chinos) es una de las tendencias que más crecimiento tiene, y Costa Rica no es la excepción, actualmente siete de cada diez hogares costarricenses se animaron a probar a este formato.

 

Entre las razones que dan los consumidores para explicar el motivo que lo los llevó a comprar en este formato están: porque les fue recomendado, porque permite el ahorro, y porque tiene diversidad de productos. De hecho, un 23% de los costarricenses piensan   que el supermercado independiente es el canal que tiene los precios más bajos entre todos los que visita. Entonces, este formato está siendo posicionado como un formato de precio bajo con buen surtido, el cual apunta a ser un canal para las compras tradicionalmente grandes programadas en los hogares en la quincena.

 

“No debemos dejar de lado a las pequeñas cadenas y supermercados independientes que han crecido en el último año. La negociación y surtido de producto en estos formatos logrará ganar nuevos compradores para las marcas”, recomendaron las expertas.