“Er boquerón” es una propuesta diferente e innovadora de cerveza, ya que está hecha con agua del mar mediterráneo y es apta para el consumo humano”. Fuente: Presentación Randall González.

La última conferencia del Summit Retail 2018 estuvo a cargo de Randall González, analista experto de Kantar TNS Mercaplan, quien expuso cómo la innovación no siempre es sinónimo de éxito. “Innovar es una manera de crecer, pero no garantiza el éxito porque las tasas de fracaso son muy altas y muchos nuevos productos no aumentan el nivel de rentabilidad de las empresas”.

Un estudio de Kantar World Panel reveló que más del 80% de las empresas actuales están buscando innovar como herramienta para crecer y generar más ventas, y que dos tercios de los fabricantes manifiestan que planean innovar más.

Este comportamiento no es casual, con el paso de los años la presión por innovar ha ido en aumento dentro de la dinámica de las compañías. En el 2000 las empresas tenían aproximadamente 24 meses para innovar y desarrollar sus productos, pero en el 2015 el promedio era entre 6 y 12 meses.

Ante este contexto, González compartió con los asistentes del Summit siete preguntas claves que una empresa puede plantearse para realizar una innovación exitosa:

  1. ¿Existe una oportunidad financiera viable en el mercado? Antes de invertir en conceptos y prototipos, se debe conocer si hay una oportunidad, ya que muchas veces a pesar de las investigaciones de mercado, las empresas se quedan cortas con la visión a futuro del comportamiento del mercado en el cual invertir. El asunto está en identificar la idea y la oportunidad correctas.

 

  1. ¿Mi negocio puede entregar los beneficios necesarios para aprovecharlo?

Es necesario conocer los beneficios funcionales y emocionales, y si se pueden entregar. Preguntas como: ¿está mi empresa lista y capaz para entregar los requerimientos necesarios? ¿está preparada para invertir en una nueva maquinaria?,¿está lista para este desafío?

  1. ¿La oportunidad está mejor cubierta por una marca existente o debo crear una nueva? Una vez que la oportunidad ha sido identificada, y que la empresa puede cubrirla, l los innovadores necesitan responder si se trata de algo para una nueva marca o una marca existente. Los elementos existentes de la marca deben cubrir exactamente los beneficios importantes que salen de la oportunidad, es como una pieza de rompecabezas donde todo cuenta para que supla el espacio.

 

4.¿Si aprovecho esta oportunidad, generará ingresos incrementales a mi negocio? Cuando un negocio innova es porque busca crecer. Priorizar entre ideas de innovación enfocándose en la incrementalidad puede aumentar en un 50% la tasa de éxito. Hay que asegurar las ganancias incrementales. No se debe tratar a los consumidores por igual, lo mejor es enfocarse en dónde provendrá el crecimiento del negocio.

 

  1. ¿Mi industria está realmente dispuesta a innovar y puede respaldar a un nuevo producto? En la empresa es importante saber que se debe contar con una alineación entre departamentos, un claro liderazgo, un equipo correcto con habilidades, y una marca extra.

 

  1. ¿Tengo suficiente tiempo? Las oportunidades de innovación son sensibles al paso del tiempo por lo que es necesario preguntarse si el nuevo producto puede lanzarse pronto, y si las partes interesadas y los detallistas esperarán a que tenga éxito. La clave está en ganarle al mercado y entregar resultados.
  2. ¿Se va a seguir comprando el producto una vez que ha sido lanzado?

El éxito de un nuevo producto está en que consiga su recompra, por lo que este debe ser un claro ganador en un momento preciso y debe entregar diferentes beneficios al consumidor.

 

De acuerdo con González, las anteriores recomendaciones deben partir de la idea de que los consumidores son diferentes y no todos requieren lo mismo. Además, no se puede dejar de lado que los compradores están más informados  conectados, y son más exigentes y sofisticados, es decir, son más complejos a la hora de decidir en qué gastar su dinero.

Finalmente, el experto señaló que la receta para las empresas sigue siendo entender las necesidades del consumidor, innovar con productos que se alineen a los beneficios que cubran dichas necesidades, justificar el valor del producto y ofrecer un valor agregado que justifique ese precio.