Tradicionalmente Japón es reconocido por el consumo de diversos tipos de tés, sin embargo, actualmente el país nipón se encuentra presenciando un nuevo auge del té, gracias a la creciente popularidad del té de hojicha.

Hojicha es de color marrón y tiene un aroma a tostado. Es un té de grado relativamente bajo en comparación con otros tés verdes, como matcha, gyokuro o sencha.

El sabor y el aroma suave de este té, junto con la creciente conciencia de salud entre los consumidores, son algunos de los principales factores que están impulsando su auge.

Los japoneses generalmente lo beben sin leche ni azúcar. Se ha vuelto más popular después del descubrimiento de que es bueno con los sabores lácteos.

Comparado con el café (60 mg) y el té verde (30 mg), hojicha contiene solo 20 mg de cafeína por 100 ml. Por otro lado, contiene la misma cantidad de catequina (un antioxidante) que el té verde, así como pirazina, que ayuda a promover la circulación sanguínea y proporciona un efecto relajante.