Con el fin de llevar a la mesa la discusión sobre la necesidad de impulsar una relación más cercana entre las diferentes instituciones del Gobierno y las industrias de alimentos y bebidas, a fin de impactar positivamente la competitividad y desarrollo del país, la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (CACIA), convocó en un foro a Victoria Hernández, ministra de Economía, Industria y Comercio (MEIC), Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia y Tecnología (MICIT), Duaynier Salas, ministro a.i. de Comercio Exterior (COMEX), Bernardo Jaén viceministro de Agricultura y Ganadería (MAG) y el exviceministro de Salud Fernando Llorca.

La actividad se llevó a cabo dentro del XV Congreso de la Industria Alimentaria y sirvió de escenario para que el vicepresidente de CACIA, Maurizio Musmanni, presentara a las autoridades las cuatro propuestas que busca trabajar en conjunto:

1. Promover la salud a través de la alianza público privada: mediante la innovación crear programas para desarrollar e investigar opciones de alimentos que suplan las diversas necesidades de nutrición, información y educación para la lectura de las etiquetas nutricionales, entre otras acciones de promoción de estilos de vida saludable.

2. Reducir los costos de producción de manera sostenible para producir bienestar: evitar las políticas ambientales que incrementen los costos de producción y resten competitividad. Actualmente, las industrias de alimentos cumplen con la normativa ambiental.

3. Construir cadenas de valor eficientes: la creación de patrones de alimentación adecuados a las necesidades de alimentación requiere un sector agrícola e industrial fuerte, competitivo, moderno, y sobre todo, sostenible. CACIA propone una política de impacto sobre el sector primario, que permita acceder a materias primas mucho más competitivas local e internacionalmente.

4. Mejorar el clima de negocios y la competitividad: aspectos como un abastecimiento energético competitivo y eficiente a costos competitivos, o la eliminación o simplificación de trámites y requisitos en registros y permisos de funcionamiento, son medidas que CACIA propone.

Ante estas propuestas, el viceministro Jaén, expresó que en el MAG están por fortalecer el sector agroindustrial y vincularlo con la industria alimentaria. Por su parte, como exministro de Salud y actual Presidente Ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Fernando Llorca, las alianzas son una herramienta viable, de hecho, gracias al acercamiento con las empresas muchas se suscribieron a las iniciativas de fabricar productos bajos en sal o en azúcar. “Estos avances se reflejan también en el etiquetado, hay una necesidad de educar a la población, y ahí hemos tenido experiencias conjuntas, impulsando etiquetados donde comuniquen la información necesaria para que el consumidor decida el alimento que quiere consumir”, afirmó.

El ministro de COMEX Duayner Salas manifestó ver con buenos ojos el tema de la alianza, y aseguró que es necesario que se den esfuerzos por laborar junto al sector privado, de manera que se generen procesos de retroalimentación. Opinión similar tiene la jerarca del MEIC, Victoria Hernández, quien recalcó que es una necesidad que las empresas sean activas y comuniquen sus necesidades. Por su parte, Luis Adrián Salazar, del Ministerio de Ciencia y Tecnología, afirmó: “No solo vemos viable la creación de una alianza con el sector, sino que lo vemos como un deber, nosotros hablamos de tranversalizar la tecnología”.

Con la presentación de los cuatro ejes a los diversos ministerios, CACIA busca el compromiso del Gobierno de asumir con seriedad una agenda que reactive la economía en el país, a partir del apoyo a las empresas del sector de la industria alimentaria.