Las compras de alimentos y bebidas en línea están creciendo a una tasa de dos dígitos en el mundo, mientras que las tiendas tradicionales se reinventan, fusionándose en un formato omnicanal donde los consumidores esperan poder comprar cuando y donde sea. En el más reciente índice de Tetra Pak 2018 se destacan cuatro tendencias clave que determinan el crecimiento de las compras de alimentos y bebidas en línea:

• Comodidad: es el principal impulsor para compras en línea de los consumidores, ya que estos buscan nuevas formas de hacerse la vida más fácil.

• Sostenibilidad: la preocupación por la conciencia ambiental continuará creciendo, siendo el reciclaje una tendencia cada vez más importante.

• Personalización: la personalización de los productos será un diferenciador importante en el futuro. Se estima que un 80% de las empresas de productos envasados o empacados migrarán a este modelo para 2025.

• Tecnología y rendimiento: para 2025 se esperan servicios de entregas “súper rápidas” en tan solo 10 minutos, lo cual cambiará el comportamiento del consumidor para comprar.

Alexandre Carvalho, Director de Servicios de Marketing Globales en Tetra Pak, comenta que “el aumento de la compra en línea es una gran oportunidad para las marcas de alimentos y bebidas, donde el envase juega un papel clave para apoyar su éxito. En particular, el envase inteligente ayuda a impulsar una mayor transparencia y eficiencia en la cadena de abastecimiento, a la vez que permite una relación directa e interactiva con el consumidor.

Impulsores y barreras El índice Tetra Pak se basa en investigaciones de consumidores realizadas en los EE.UU., Reino Unido, China, Arabia Saudí y Corea, en un estudio de segmentación de mercado global, y en entrevistas con minoristas electrónicos en los EE. UU., Europa y China.

Dicha investigación reveló que la conveniencia es el principal impulsor de la compra de alimentos y bebidas en línea en todas partes. Sin embargo, esta compra tiene una naturaleza inherentemente física con fuertes connotaciones emocionales y culturales. La incapacidad para inspeccionar los productos es una de las mayores barreras para la compra en línea, y la calidad es la principal preocupación para los consumidores de todo el mundo.

En este contexto, el envase juega un papel importante en respuesta a las crecientes tendencias que dan forma al crecimiento de las compras en línea, ya que los consumidores a menudo compran para aprovisionarse. Para ello, eligen envases de mayor tamaño y buscan precios competitivos. Sin embargo, el estudio destaca que las porciones individuales ayudan a minimizar el desperdicio de alimento y son más adecuadas para los hábitos de consumo moderno (on the go o sobre la marcha).

Para más información visite envasandoideas.com