La salud de los colaboradores de una empresa es un tema de suma relevancia para las industrias de alimentos y bebidas, no solamente porque la manipulación de alimentos requiere estándares de inocuidad y calidad, sino porque el recurso humano es sumamente valioso en la fabricación de los productos. Datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) revelaron que durante el 2017, se tramitaron 1.085.528 boletas de incapacidad a 454.459 personas, lo que significó un promedio diario de 2.900 boletas. Sin embargo, no solo se trata de enfermedades, las empresas actualmente han tornado hacia un objetivo de sostenibilidad, en el cual el bienestar de sus colaboradores es un pilar fundamental social dentro de la estructura de su naturaleza.

ProNutri. Dicha norma fue creada por el Colegio de Profesionales de Nutrición de Costa Rica, con el fin de certificar el esfuerzo de las empresas por promover de estilos de vida saludable, y el mejoramiento nutricional de sus colaboradores. La compañía Galletas Pozuelo es una de las primeras en sumarse a ProNutri. Según comenta la nutricionista Mariela Sánchez Solís, si bien en Pozuelo ya se hacían esfuerzos para mejorar la alimentación y la salud de sus colaboradores, gracias a que empezaron con ProNutri hace dos años aproximadamente, pudieron fijar objetivos más claros, y se les abrió el camino para la integración de otros proyectos como “Cuidémonos juntos” (para diabéticos e hipertensos) y “Actívate” (para la realización de ejercicios), que dará inició en 2019.

En el caso de esta empresa, cada año los integrantes de la comisión interna encargada de atender los temas de salud establecen metas, entre ellas: la mejora de los índices de exámenes de sangre, la optimización de la composición corporal, el aprendizaje por parte de los participantes acerca de lo que se debe comer, el aumento de masa muscular, o la reducción de grasa. A través de consultas nutricionales, se atienden los 50 casos que presenten mayores complicaciones en su salud según la meta establecida, esto luego de que se realizan exámenes de sangre a todos los trabajadores. A las personas seleccionadas se les invita participar voluntariamente de un programa de planes nutricionales y ayuda profesional durante un año, con el objetivo de lograr mejorar sus indicadores de salud. Según Sánchez, un 90% de las personas que a participaron el año pasado lograron mejorar sus índices, es decir, bajaron de peso, subieron su masa muscular y redujeron el porcentaje de grasa; y como resultado sobresaliente, la mayoría adoptó mejores hábitos alimenticios.

“Gracias al esfuerzo de quienes desean mejorar su salud, y del equipo colaborador, las metas se han estado cumpliendo. Este año se inició con 50 personas, y actualmente atendemos a 61”, afirmó.
Uno de los beneficiados del programa fue Ronie Vargas, quien gracias al programa bajó 7 kilos, pero sobre todo, logró entender cómo comer saludablemente. “Ahora yo como frutas, yogur, y si como una porción de harina sé que tengo que balancearla y hago mis cinco tiempos de comida”, comentó.

Un caso similar fue del colaborador Andrei Díaz, quien estaba a punto de padecer de diabetes y logró cambiar sus hábitos alimenticios y de actividad física, y como resultado bajó 12 kilos, “todo el plan de ProNutri vino a complementar una necesidad de mejorar mi calidad de vida”, afirmó.  Sin embargo, según contó la nutricionista, no dejan de presentarse retos a la hora de empezar con los pacientes.

Por ejemplo, el aprender cuántas harinas consumir, o bien, la forma para que puedan desapegarse a la costumbre de alimentarse sin prestar atención a los componentes o al equilibrio de los platillos, son algunos de los desafíos que se enfrentan. Además, también interviene el reto de la adecuación de las dietas según el ingreso económico de cada funcionario. Otro de los esfuerzos que realizó la comisión fue en intervenir en el servicio de alimentos (comedor) de la empresa, haciendo recomendaciones en la preparación de alimentos, distribución del plato, porciones, entre otros.
De acuerdo con Sánchez, aunque solo se atienden a unos en consulta, lo cierto es que los 1134 colaboradores están disfrutando de este programa, cuyo impacto podría ser mayor si se trabaja con las familias de los funcionarios.

Para la especialista, si bien no todas las empresas pueden implementar tienen las mismas posibilidades para certificarse, sí es posible realizar esfuerzos por mejorar la vida alimenticia de sus colaboradores. “Pueden elaborar stands interactivos, donde los funcionarios aprendan jugando, y con elementos visuales. También, deben buscar apoyo externo, con asociaciones dispuestas a brindarles servicios de este tipo. Y, por último, lo más importante es pensar en una metodología atractiva, capaz de llamar la atención y el interés de las personas”, puntualizó. De acuerdo con la Dra. Karol Delgado, coordinadora de proyectos del Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica, ProNutri pretende involucrar la intervención del profesional en nutrición en la población costarricense. “Ante la alarmante situación actual de salud que reflejan datos estadísticos, no solo nos genera preocupación, sino un compromiso en apoyar empresas que tienen el enfoque de proteger a sus colaboradores a través de acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad”, afirmó.

En el caso de la compañía de galletas, Delgado afirmó que al ser la primera empresa en Costa Rica en obtener la certificación ProNutri, durante el proceso de implementación se pudo fortalecer el esquema de certificación con cambios en la normativa, ya que al ser una empresa pionera en el tema, se identificaron cambios importantes para mejorar el proyecto. “La experiencia en Pozuelo nos ha servido como herramienta de eficacia en el desarrollo del esquema de certificación ProNutri”, comentó.

La expectativa del Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica es que más organizaciones se motiven en implementar este esquema de certificación y se comprometan a contribuir en el mejoramiento del estado de salud de sus colaboradores, independientemente de su actividad, complejidad o número de colaboradores.

ProNutri es la primera certificación a nivel mundial que garantiza la eficacia de un servicio de nutrición dentro de una organización. De acuerdo con Delgado, actualmente ya hay varias organizaciones interesadas en la normativa y se encuentran en proceso de implementación dos empresas reconocidas del país. Quienes quieran certificarse lo deben de hacer a través del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO).

Requisitos para la creación y certificación del Servicio de Nutrición

Para la creación y la certificación del Servicio de Nutrición en la organización es necesario que se implementen los siguientes requisitos en los ámbitos: Educación Nutricional, Atención ClínicaNutricional y Gestión de Servicios d Alimentos (en caso de tenerlos). Además, deberá contar con al menos una nutricionista incorporado al Colegio, y un sistema de seguimiento, verificación y mejora continua.

Fuente: Requisitos para la certificación esquema ProNutri

Si usted desea más información puede comunicarse al teléfono 2234-6680 o al correo proyectos@cpncr.com