Del 13 al 17 de mayo de este año, se desarrolló la reunión del Comité Codex de Etiquetado de Alimentos, la cual fue de mucha atención a nivel mundial, dicho sea de paso, Costa Rica lidera en este Comité,  la difícil tarea de establecer las reglas bajo las cuales se debe informar mejor a los consumidores sobre el contenido de los alimentos en la cara frontal del envase, con el objetivo de que la información sea más comprensible y complemente lo que ya se coloca en la tabla de información nutricional.

Este trabajo inició en el 2016, cuando Costa Rica llamó la atención del mundo con respecto a lo confuso que es el etiquetado actualmente para el consumidor y lo difícil que es para las empresas nuestras cumplir con las normas de todos los países a donde exportamos porque no existen requisitos armonizados. Es momento de hacer algo a nivel global!

Es en el foro del Codex Alimentarios donde se elaboran las normas y directrices que deben de cumplir los alimentos envasados en todos los países y donde se exponen los temas de mayor preocupación que deben ser atendidos, una de las prioridades es este tema del etiquetado frontal, el cual se espera que esté listo para el año 2021. De esta manera, los consumidores podrán comprender mejor la información sobre los alimentos que compran en cualquier parte del mundo y tomar mejores decisiones sobre su alimentación.

También se revisaron otros temas importantes como: la actualización de la información que se incluye en la etiqueta sobre alérgenos, ventas de alimentos por internet, uso de la tecnología en el etiquetado.

Las normas que se aprueben en el Codex Alimentarius son la referencia para nuestros reglamentos técnicos, por lo que es muy importante que estén bien fundamentados con evidencia científica sólida y aprobada por todos los países.

Para CACIA es fundamental que toda norma que se elabore a nivel internacional o a nivel nacional cuente con el sustento técnico que la respalde, no en criterios subjetivos o intereses políticos, CACIA siempre defiende en los diferentes foros de discusión técnica que cualquier directriz que atienda las necesidades de la población, se base en los estudios de los expertos, así hemos logrado apoyar políticas públicas y trabajar en conjunto sector público-sector privado en programas exitosos como el de fortificación de alimentos y el programa nacional de reducción de sodio, entre otros, y esperamos seguir desarrollando nuevos proyectos, como la mejora de la presentación de la información al consumidor a través del etiquetado en general.