Industrias Alserro S.A. recién se certificó FSSC 22000, una norma que se aplica para la inocuidad alimentaria en todas las etapas del proceso. Es un esquema de certificación reconocido y aceptado internacionalmente.

Los lineamientos se emplean de forma estandarizada a todos los tipos de empresas, pero adaptándolos a sus condiciones muy propias.

La norma pauta la gestión de temas de interés actual como evitar el fraude alimentario, promover la defensa de los alimentos y evaluar los riesgos. Basado en el análisis de riesgos y puntos críticos de control, se pueden generar planes de contingencia ante eventos hipotéticos reforzados con ensayos de trazabilidad y defensa de los alimentos.

Esta certificación se traduce en un beneficio principalmente para el consumidor, pues se toman una serie de medidas para su protección, lo que sin duda genera más confianza en la marca.

Al ser un esquema reconocido a nivel internacional, permite a las compañías nacionales darse a conocer ante algún comprador foráneo que busque firmas certificadas en un ámbito especifico de la producción alimentaria.

Según explica Michelle Arrieta, Gerente de Operaciones de Industrias Alserro S.A., “esta es una certificación bastante transparente, por lo que, si el consumidor quiere corroborar quienes cuentan con ella, solo se requiere ingresar en la página web y filtrar por país. En este tipo de certificaciones hay toda clase y tamaño de plantas, lo que demuestra su versatilidad, además se aplica a todas las categorías posibles de compañías. En Costa Rica hay varias decenas de ellas que se encuentran certificadas en esta norma”.

A su vez Arrieta comenta que requirieron de un par de años para lograr certificarse, durante los cuales, se invirtió fuertemente en capacitación, mejora en infraestructura y creación e implementación de registros y documentos.

Laboratorio de Investigación y Desarrollo

Otro gran logro de Industrias Alserro S.A. es la renovación de su Laboratorio de Investigación y Desarrollo.

“En 2019 se realizaron inversiones en equipo y personal, incorporando a dos colaboradores adicionales al área, así como la compra de dispositivos que permiten maximizar los recursos, aumentando la capacidad de alcances en nuestro trabajo de investigación y desarrollo, logrando ser más precisos y mucho más rápidos al concretar las necesidades de nuestros clientes, ya sea en formulaciones nuevas o en homologaciones de productos”, enfatiza Arrieta.

En términos generales, el beneficio principal para la compañía de estos dos importantes logros, es el reforzar la reputación positiva de la misma, además del incremento de la confianza tanto de los clientes nacionales como extranjeros en los productos de ALSERRO.

“Siempre estamos comprometidos en buscar ser mejor para nuestros clientes”, concluye Arrita.