La problemática del desperdicio de alimentos como un desafío ambiental, económico y social y su reconocimiento a nivel global está generando estudios que permitan caracterizar los sobrantes específicos para cada país y así evaluar sus posibles estrategias de reutilización.

Una nueva tendencia es el supra-reciclaje o upcycling, conocido como el aprovechamiento de desechos para fabricar productos o alimentos totalmente nuevos, creando valor a partir de subproductos que de otra forma se perderían. Así, imagine el caso de una empresa que fabrica snacks a partir de banano: habrá porciones sobrantes de banano que por su grado de madurez, color o tamaño no cumplen con especificaciones de calidad para producir los snacks. Estos residuos pueden utilizarse para generar una línea de snacks más económica, que ofrezca como un valor agregado la máxima utilización de los recursos, generando valor agregado.

El supra-reciclaje es una tendencia que, además de ayudar a salvar el planeta, puede ahorrarnos algún dinero y generar buen PR.

Revisemos la cadena de desperdicios de nuestra industria y valoremos si existen en ella materiales que aún podemos aprovechar para generar un producto nuevo.

Estadísticas

En el 2019, la empresa Future Market Insights dio a conocer que el desperdicio de alimentos significó pérdidas por $46.7 billones.

Además, según datos del Banco Mundial, entre un 25% y un 33% de los alimentos que se producen anualmente para el consumo humano se pierden o se desperdician, esto a pesar de que una de las grandes preocupaciones actuales gira en torno a si nuestro planeta dará abasto para alimentar a todos sus habitantes en las próximas décadas.

Por ello, controlar el desperdicio debe ser una de las grandes prioridades de todos los actores del sector. Pues, si bien, casi un tercio del total de pérdidas proviene de la fase de consumo, a la industria, se le asocian poco más del 50% de dicho nivel de desperdicio en diferentes fases, por ejemplo: almacenamiento, transporte, cosecha, poscosecha, embalaje, otros.

Tomar una actitud proactiva al respecto nos beneficia a todos.

http://mersalud.com